-->

Con Ignacio Blanco (EU), Podemos

wpid-ignacio-blanco.jpg

IU es una de las principales víctimas de Podemos, si damos por buenas las encuestas. IU aquí es EU. Y EU son comunistas y otros. El que se va a presentar a la presidencia de la Generalitat es un “otro”. Se llama Blanco. Y en botella que salía, porque su oponente en las Primarias, Marga Sanz, es una señora que le dejó todo el protagonismo mediático, que no habla valenciano, y que … es comunista. O sea, antigua. Así pues, carne de Podemos, que repite hasta la saciedad que PP y PSOE son la casta, y que ahora añade que IU huele a rancio. Cayo Lara, en un primer momento dispuestísimo a cerrar acuerdos con los de Pablo Iglesias que evitaran su defunción, se desmarcaba la semana anterior con que el Consejo de Ministros no puede ser una jaula de grillos, y que la gente quiere ante todo seguridad. Que es justo lo que Podemos no ofrece, al menos de momento.

Blanco, que no es tonto, y que, como gusta en Podemos, es moderno, antes de entrar en política se hizo funcionario y sindicalista (después de hacer de periodista ­sin serlo­ en una radio ácrata) para poder gozar hasta el infinito y más allá de la libertad de acción de la que goza. Él es la mejor opción para que sea EU y no Compromís (Enric Morera ha cedido ante Mònica Oltra, por lo que ésta ya no puede coquetear con la idea de marcharse a algún Círculo) quien converja con Podemos. Que, a nivel nacional, resolverá la papeleta con los de Lara a través de Tania Sánchez (no confundir con Tania González, que ya milita en Podemos), la emergente portavoz de IU en las tertulias y la mujer de la que no le gusta que se diga que es pareja de Pablo Iglesias. ¡Como si eso no fuera relevante para el caso!

Y es la mejor opción porque dice Blanco de sí mismo en su blog que siguió “el proceso venezolano desde el principio”. Y cuenta de él la Wikipedia que estuvo en el Centro de Estudios Políticos y Sociales “teniendo especial vinculación con los procesos de Venezuela y Ecuador”. Aclara Periodista Digital que el CEPS tiene un contrato con el Ministerio del Poder Popular chavisto­madurista por valor de 320 mil euros en sólo en 2013. Porque el contrato original, según la misma fuente, fue firmado en el año 2000. Y añade El País que “la fundación relacionada con Podemos cobró 3,7 millones de Chávez en 10 años”.

O sea, que Blanco está en inmejorable posición para entenderse con Podemos en esta Comunidad. ¡Qué digo entenderse, encabezar una coalición electoral con EU, ya que los de Iglesias no tienen nada parecido a un líder por estos pagos, mucho menos un líder semi­mediático como lo va a ser Blanco.

¿Y qué pasa entonces con Marga Sanz, la perdedora en EU, y con los comunistas? Pues, de momento, que ella le ha cedido a Blanco hasta la sindicatura en Corts para ayudarle a ser más visible durante estos meses que restan hasta las Autonómicas, y que el mayoritario PCE se ve obligado a ceder a los “otros” los mejores puestos, como hace el Bloc en Compromís a sus minoritarios. Lo curioso del asunto es que Sanz dijo animarse a competir con Blanco en las recientes Primarias porque el diputado no la aceptó para ser su segunda en la lista. Que es justo lo que ahora va a ser. Como decía el clásico, “si hay que ir se va, pero ir pa ná es tontería”.