-->

El PSOE reclama en Valencia la presunción de inocencia en Andalucía

wpid-El-socialista-Pedro-Sanchez-.jpg

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha manifestado este miércoles, 5 de noviembre, en Valencia la intención de que los socialistas vuelvan a ser la primera fuerza política del país en las próximas elecciones y ha reclamado que su máximo adversario, el PP debe pasar a ocupar la oposición para regenerarse.

De esta manera se ha explicado Sánchez en una rueda de prensa que ha ofrecido en la ciudad junto al secretario general del PSPV, Ximo Puig, tras la reunión de la Ejecutiva federal de los socialistas, que ha aprobado la ‘Declaración de Valencia’, que incluye una serie de medidas para luchar contra la corrupción y regenerar la vida política.

Sánchez ha recalcado que los socialistas aspiran a ser la alternativa del PP y ha asegurado que a esto se va a dedicar “cada día”, trabajando “de manera humilde, con esfuerzo y con determinación”, con el objetivo de recuperar la “confianza perdida” y ser la primera fuerza política en noviembre de 2015.

En su opinión, “lo mejor para el PSOE está por venir”. Esto lo demuestra, a su juicio, que todas las encuestas indican que los ciudadanos quieren “políticos limpios” y “un cambio con seguridad y limpieza”. “Y el cambio con seguridad hoy en España sólo lo puede ofrecer el PSOE”, ha resaltado.

El nuevo líder socialista ha solicitado al presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, que comparezca en el Congreso para dar explicaciones y asumir responsabilidades al respecto de la corrupción. También remarcado que en el grupo popular “el problema son sus dirigentes ya que la cúpula ha convivido con la financiación irregular y la corrupción durante años”.

DOBLE RASERO EN CORRUPCIÓN

El dirigente socialista ha indicado que la corrupción es un tema que “ocupa y preocupa” mucho a la opinión pública –así lo indica la encuesta del CIS- y, al respecto, ha criticado que la alcaldes de Alicante, Sonia Castedo, siga en el cargo, pese a estar doblemente imputada en el caso Brugal y en Rabasa. “No está representando de manera ejemplar los intereses y los derechos de los vecinos”, ha resaltado.

No obstante, al ser preguntado por el caso de los ERE fraudulentos en Andalucía –implicados los expresidentes socialistas Chaves y Guiñán-, Sánchez, no ha sido tan contundente y ha apelado “al respeto a la Justicia y a la presunción de inocencia” y, en todo caso, si se confirman los hechos el partido “actuará con la máxima celeridad”. Ha recordado que el tema está en manos del Tribunal Supremo.

LA COMUNIDAD VALENCIANA: UN CAMBIO DE EMERGENCIA

El dirigente socialista ha asegurado que el “cambio” en la Comunidad Valenciana llegará en mayo de 2015, con un gobierno “decente, limpio, de izquierdas y que ponga fin a la corrupción”.

“Si el cambio en España es una urgencia, en la Comunidad Valenciana es una emergencia. Nos vamos a volcar con el socialismo valenciano para ganar las elecciones municipales y autonómicas”, ha añadido.

Por su parte, el dirigente del PSPV, Ximo Puig ha destacado que hay que “pasar de las palabras a los hechos” y ha agradecido a Sánchez que haya celebrado una reunión en Valencia “para reivindicar a las personas que durante 20 años han luchado contra la corrupción”. A su juicio, “la Comunitat no es una comunidad corrupta, quien es corrupto es el PP”.

MEDIDAS ANTICORRUPCIÓN

La ‘Declaración de Valencia’, aprobada en esta jornada contempla una treintena de medidas contra la corrupción y para regenerar la vida política. Entre otras, el PSOE propone rebajar de 120.000 a 50.000 euros el umbral de la cantidad defraudada que constituye delito fiscal y elevar la pena de prisión a seis años, así como el plazo de prescripción.

También plantea tipificar el delito de enriquecimiento injusto o ilícito que castigue el incremento patrimonial de autoridades y funcionarios públicos, producido durante el período de su mandato, cuando no puedan justificar la causa de este incremento. Del mismo modo, aboga por prohibir las sentencias de conformidad en los juicios por delitos relacionados con la corrupción.

Asimismo, la Declaración de Valencia contempla que se informe a la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados sobre los indultos concedidos y que se ponga en marcha un plan especial para dotar de medios humanos y materiales adecuados para la lucha contra la corrupción a los órganos judiciales y al Ministerio Fiscal, especialmente a la Fiscalía Anticorrupción.

Pedro Sánchez ha indicado que este documento “no es un punto y final, sino un punto y aparte”, y ha explicado que se presentará a los agentes sociales a nivel estatal y que se pondrá a disposición de los ciudadanos en la página web del PSOE para que puede aportar ideas y hacer sugerencias.

BONIG CALIFICA LA VISITA DE INSULTO A LOS VALENCIANOS

Asimismo, en relación la visita de Sánchez para asistir a la aprobación de la ‘Declaración de Valencia’, la coordinadora general del PPCV, Isabel Bonig, ha cuestionado porque “por qué no firma la Declaración de Sevilla en lugar de la de Valencia”.

El gobierno andaluz, ha continuado, es “su gobierno de referencia. la Junta de Andalucía, es el gobierno de referencia de la corrupción en España”. “229 imputados, entre ellos más de 40 altos cargos de la Junta, y algunos de ellos comparten bancada con Pedro Sánchez y Ximo Puig en el Congreso, además de los dos expresidentes andaluces implicados”, ha dicho Bonig, para quien “lo que hace hoy aquí Pedro Sánchez es un insulto a los valencianos”.

La dirigente ‘popular’ ha expresado el “hartazgo y el malestar existente en el PPCV y en buena parte de la sociedad valenciana ante las continuas muestras de desprecio de Sánchez y Puig hacia la Comunitat y hacia los valencianos”.

Por otro lado, ha subrayado que Pedro Sánchez “carece de autoridad para hablar de regeneración” porque “ordenó a su grupo abandonar las negociaciones, ya bastante avanzadas, entre PP y PSOE para alcanzar un pacto de Estado contra la corrupción y por la regeneración por su vértigo ante el diálogo y los pactos.

De este modo, ha criticado que se “consienta que el número tres en el PSPV, José Manuel Orengo, en su doble condición de imputado y procesado, permanezca en su cargo”. Frente a esto, ha defendido que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, “sí ha tomado medidas para atajar la corrupción en Comunitat y ha destacado que esta doctrina la asumido también Génova”.