-->

González propone que los gobiernos “estimulen la economía”

wpid-GonzálezCierval.jpg

El vicepresidente de CEOE y de la patronal autonómica valenciana Cierval, José Vicente González, ha considerado este jueves, 16 de octubre, que la caída de las Bolsas es “un toque de atención” a los Gobiernos y al Banco Central Europeo (BCE) para que “se dejen de hacer promesas y se pongan a estimular la economía” porque “sólo con austeridad, como he repetido en cien millones de veces, no se sale de esta crisis”.

González, antes de inaugurar el Salón Internacional de la Franquicia (SIF), ha recalcado al respecto que la bajada de la bolsa “no es buena” y es “una reacción a que Europa no están siendo lo suficientemente contundente en estimular la economía”. “Esperemos que esos toques de atención les hagan reaccionar”, ha confiado.

Así, ha constatado que “Alemania no está creciendo prácticamente nada, Francia no está creciendo prácticamente nada, Italia está decreciendo”. “Quién nos iba a decir hace dos años que la alegría de la huerta de los países europeos iba a ser España”, ha cuestionado.

De este modo, ha recalcado que “hay una preocupación con lo que puede ser una tercera recesión en Europa” y “los mercados reaccionan muy nerviosamente ante cualquier noticia, pero eso no es nada nueva, sucede siempre”. De hecho, ha recordado que con la crisis de Ucrania “las bolsas bajaron notablemente pero luego volvieron a subir”, sentenció.

González ha advertido que una tercera recesión es “mala” para una economía tan exportadora como la valenciana “sin ambajes”. Así, ha apuntado que los cuatro grandes países de la zona euro están sobre crecimiento cero y “nuestras exportaciones continúan creciendo durante este tiempo”. “Pero claro no es bueno. Hay una máxima fundamental: si a tus clientes no les va bien tarde o temprano vas a notar el efecto. No se puede negar”, ha apostillado.

TARJETAS “B”: QUE SE ASUMAN RESPONSABILIDADES

De otro lado, José Vicente González, ha señalado también, ante el cese del vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, tras verse implicado en el escándalo de las ‘tarjetas B’ de Caja Madrid, que es “bueno que se asuman responsabilidades” porque “son cosas que escandalizan a la sociedad”.

El vicepresidente ha admitido que la decisión que ha tomado Fernández de poner su cargo en CEOE a disposición de la organización es “bueno” que “cuando alguien tiene un puesto de responsabilidad se tomen decisiones de ese tipo porque son cosas que escandalizan a la sociedad”.

Al respecto, ha aplaudido esta decisión a pesar de que, ha mantenido, “no tiene ninguna trascendencia desde el punto de vista penal ni fiscal porque estamos hablando de 36.000 euros, que además ha devuelto, pero sí trascendencia de la reputación de los dirigentes empresariales”.

Así, ha explicado que en “el gran problema” que han tenido las Cajas “las tarjetas negras no ha tenido ninguna trascendencia” ya que ha argumentado que “si no ha costado 20.000 millones de euros rescatar a Bankia, 13 millones de euros no tienen ninguna trascendencia económica y los errores, errores importantes, están en otras parte”.
Sin embargo, ha incidido: “cara a la opinión, tiene el efecto de cómo se llevaba y cómo se administraba”, ha señalado y por ello ha incidido en que “es importante que se asuma responsabilidades”.