-->

Miguel Valor dice ‘no’ a la mercantil de Ortiz

wpid-MiguelValorPleno.jpg

Miguel Valor, nuevo alcalde de Alicante, no quiere seguir los pasos de su antecesora, Sonia Castedo. Prueba de ello es que no prorrogará la contrata de limpieza de dependencias y colegios municipales, adjudicada desde 2013 a la mercantil “Enrique Ortiz e hijos, Contratista de obras S.A.”. 

El contrato se adjudicó por un periodo de dos años, ampliables a otros dos. Por tanto, la vigencia del mismo finaliza el día 14 de junio del presente año 2015.

Al respecto, el primer edil alicantino ha puntualizado que, aunque la empresa de Enrique Ortiz ha presentado, dentro del plazo legal establecido, la solicitud para obtener la prórroga, el Ayuntamiento ha optado por “desestimar la petición” y convocar un nuevo procedimiento. Además, han cifrado en 17,9 millones de euros el coste de prorrogar por dos años ese contrato.

La previsión del gasto del servicio para este año en curso (2015) es de 8,9 millones de euros: 4.751.611,09 euros para limpieza de los centros escolares y de 4.209.465,92 euros para las dependencias municipales.

La medida es entendida tanto dentro de las filas populares como por los grupos de la oposición como un intento de marcar distancias con la gestión de la etapa anterior de cara a las elecciones y con el empresario, imputado junto a la exalcaldesa, Sonia Castedo, en las causas judiciales sobre el Plan General y el Plan Rabasa.