-->

Millones contra el paro, rebaja de impuestos, y ningún sacrificio más para los valencianos, claves del discurso de Fabra

wpid-debatFabra.jpg

El discurso inaugural del Debate de Política General 2014 que ha comenzado este martes en Les Corts ha estado repleto de anuncios económicos y reivindicaciones frente a Madrid, la oposición, y el pasado de su propio partido.

De entre los primeros, destaca la reducción del tramo autonómico del IRPF de los valencianos para lo que queda de 2014 y 2015, y diversas partidas para luchar contra el desempleo en la Comunidad, de entre las que hay que citar prioritariamente 800 millones para la creación de 200.000 empleos de aquí a 2016, 250 más para la lucha contra el desempleo de larga duración, y la inserción como beneficiarios de la ley de dependencia de 18.000 personas.

Fabra también se ha comprometido a licitar 3 nuevos centros para mayores, 12 colegios hasta finales de 2015, y a construir un nuevo hospital en la vieja Fe que sustituya al Arnau de Vilanova,amén de la apertura de los de Llíria y Gandía, de una comisaría de la policía de la Generalitat en el Metro, la modernización de los TRAM de Alicante (línea 9) y Castellón, las obras acceso sur a Alicante, y la promulgación de una nueva ley de financiación de las universidades públicas valencianas.

En el capítulo reivindicativo, y respecto de la administración central, el president de la Generalitat ha asegurado que la mejora de la financiación “la vamos a conseguir”, pero sin precisar más. En donde el compromiso ha sido más concreto es en la promesa de que “no voy a exigir más sacrificios a los valencianos, lo pida quien lo pida”, en alusión clara al Ministerio de Hacienda, del que depende precisamente mejorar los ingresos de la administración valenciana. También ha llamado poderosamente la atención el anuncio de que pedirá al Gobierno un nuevo Plan Hidrológico Nacional que haga llegar a la Comunidad los 350hm3 de agua, tantos como los del Ebro que contemplaba el plan que derogó el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Respecto de la oposición, Fabra le ha instado a dar muestras de que no quieren que los valencianos sean “rehenes de una identidad prestada” y se sometan a un “cambo de personalidad”. En este sentido ha anunciado una ley de señas de identidad de la que tampoco ha dado detalles.

También ha anunciado un decálogo de medidas de regeneración democrática, para las que ha pedido el apoyo de los grupos parlamentarios: eliminación total de la figura del aforado político,reducción de las vacaciones parlamentarias, del número de diputados, elección de un tercio de ellos por comarcas, campañas electorales de 10 días con menos subvenciones a los partidos, y la mitad de firmas para poder instar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), entre otras.

Y en cuanto al pasado de su partido, todo se resume en dos frases del president: “estamos mejor que hace tres años”, y “este gobierno no tiene facturas en los cajones”.