-->

Valencia, cara ; Castellón y Alicante, cruz del paro en septiembre

wpid-131226-Inem1.jpg

La cifra de personas en situación de desempleo en la Comunidad Valenciana aumentó de manera leve (0,40 %) este pasado mes de septiembre, un incremento que supone 2.129 parados más que en el anterior mes y este hecho hace que el número total en la actualidad sea de 533.600. Aunque la provincia de Valencia es la única que se salva y reduce su nómina de parados, según datos del Ministerio de Empleo.

En este sentido, Valencia fue la única provincia en la que bajó el paro en septiembre en 793 personas, un 0,29% menos, hasta los 270.724, y Castellón en la que más subió con 1.784 nuevos parados, un crecimiento del 3,05%, hasta los 60.211. En Alicante el paro se sitúa en 202.665 personas, un crecimiento de 1.138 personas, un 0,56 por ciento más.
En este periodo se formalizaron 145.873 contratos en la Comunidad Valenciana, 48.816 más que en agosto, un 50,30% más. De ellos, 14.694 fueron indefinidos y 131.179 temporales.

Cabe resaltar que septiembre es un mes en el que suele aumentar el paro por el fin de la campaña de verano y este perfil es muy acusado en la Comunidad Valenciana ya que uno de los sectores más fuertes es el del turismo.
No obstante, en términos interanuales, el paro bajó en nuestra comunidad en 40.115, un descenso del 6,99%, según han informado desde el Ministerio de Empleo.

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo en España llegó al final del mes de septiembre en 4.447.650 personas, después de una subida de 19.720 parados con respecto a agosto, el mayor incremento en este mes desde 2007.

Con el aumento de septiembre, el paro encadena en España dos meses consecutivos al alza. Desde el comienzo de la serie, en 1996, sólo en los años 2005, 2006 y 2007 se redujo el desempleo. El año pasado, el paro subió en septiembre en 25.572 personas y, hasta la fecha, el incremento más elevado corresponde al de 2011, con 95.817 parados más.

AUMENTO DE PARADOS EXTRANJEROS Y EL SECTOR SERVICIOS

Asimismo, este septiembre 616 extranjeros se incorporaron a las listas del paro, un 0,83 por ciento más, hasta los 74.697, de los que 33.600 fueron de países comunitarios y 41.097 extracomunitarios. De esos 533.600 parados, 250.372 son hombres y 283.228 mujeres. Por edades, 45.260 son menores de 25 años, 24.034 chicos y 21.226 chicas.

Por sectores, la mayor subida se dio en el sector Servicios, con 5.376 nuevos desempleados, seguida del colectivo de Sin Empleo Anterior, 1.558. Por contra, descendió en 1.872 personas en Industria, 1.487 en Construcción y 1.446 en Agricultura.

MENOS AFILIACIONES A LA SEGURIDAD SOCIAL

La Seguridad Social perdió en el pasado mes de septiembre en la Comunidad Valenciana una media de 2.839 afiliados (-0,18%) respecto a agosto, lo que elevó el total de ocupados en la región a 1.568.506.

En relación a septiembre de 2013, el número de afiliados creció un 3,25% en la Comunidad, al contabilizarse 49.346 más en el último año, mientras que en España el repunte fue del 2,1%, hasta los 356.258 cotizantes más.

Del total de afiliados a la Seguridad Social en la región, el grueso –1.236.947– pertenecen al Régimen General, el más numeroso del sistema, de los que 42.615 se incluyen en el sistema especial del sector agrario y 32.710 en el del hogar. En cuanto al resto de cotizantes valencianos, 326.180 son autónomos y 5.379 trabajadores del mar.

En relación a septiembre de 2013, el número de afiliados creció un 3,25% en la Comunidad, al contabilizarse 49.346 más en el último año, mientras que en España el repunte fue del 2,1%, hasta los 356.258 cotizantes más.

Mientras, en España el empleo volvió a la senda de la recuperación en septiembre con una reacción mínima en creación de puestos de trabajo en septiembre, aunque hay que destacar que aumentó el número de personas afiliadas a la Seguridad Social en 12.182, lo que situó el total de ocupados en 16.661.703.

Pese a que el avance apenas supuso un aumento del 0,07% intermensual, fue lo suficientemente intenso como para auparse como el mejor septiembre de los últimos ocho años. Esto ha sido posible porque se compara con los septiembres de la crisis, cuando el final del grueso de la temporada turística mandaba al paro a un buen número de trabajadores.