-->

Huerto ecológico, una vía de negocio en expansión

Huerto ecológicoHuerto ecológico

Los consumidores cada vez manifiestan una mayor preocupación y más evidente descontento con los productos alimenticios tratados con productos químicos o que son de origen transgénico. En este sentido, cada vez son más los que se aventuran a crear huertas ecológicas en su entorno más cercano, incluso en las ciudades. Esto se debe, fundamentalmente, a que permiten obtener productos de una calidad muy alta que pasan directamente de la mata a la mesa sin ningún tratamiento intermedio.

Por qué los consumidores se están convirtiendo en productores

Los consumidores que se lanzan a crear su propia huerta ecológica lo hacen por una serie de motivos bien fundamentados. En primer lugar, la preocupación por la alimentación es la más evidente. Y es que, hoy en día, resulta bastante complejo encontrar alimentos en los supermercados que no hayan sido tratados químicamente.

Pero, además, si se entiende una huerta ecológica como un modelo de negocio, la realidad es que, en estos momentos, existe una demanda muy alta y una oferta muy baja. Por lo tanto, anticiparse y conseguir una posición privilegiada en el mercado es una posibilidad al alcance de la mano de todo tipo de emprendedores.

Otro aspecto importante acerca de este tipo de alimentos es que se deterioran rápidamente y, por ello, también han de venderse en poco tiempo, lo que provoca un elevado flujo de efectivo y evita que haya pagos pendientes a largo plazo.

Un negocio con muy pocos requisitos para su puesta en marcha

Montar una huerta ecológica apenas tiene requisitos. De hecho, basta con contar con una porción de tierra fértil, prepararla convenientemente y disponer de los permisos obligatorios por parte de la administración como, por ejemplo, los que facultan para el uso de los fitosanitarios ecológicos.

Diferentes opciones de inversión en huertas ecológicas

Aquellos que se aventuran a tener su propia huerta ecológica suelen decantarse por dos modelos bastante convencionales. Por un lado está aquel de comprar un terreno y acondicionarlo para su utilización como huerto orgánico, de forma que el propietario adquiere todo el control para gestionarlo de la forma en que quiera.

Por otra parte está la opción de alquilar, lo cual supone operar en unos terrenos que ya están en funcionamiento. En este sentido, el usuario se ahorra tener que acondicionarlos por él mismo, aunque debe asumir unos costes fijos cada mes que pueden acabar siendo francamente elevados según las características y el rendimiento de la tierra.

Be the first to comment on "Huerto ecológico, una vía de negocio en expansión"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*