-->

La buena alimentación en Navidad

NoticiaBuena alimentación para Navidad

La buena alimentación en Navidad. Hoy es día de Navidad, estas fechas conllevan a grandes excesos nutricionales. Hay que recordar que debemos cuidarnos todo el año y aunque esta época sea de comilonas, cenas de empresa, cenas de amigos… No debemos descuidar nuestra salud.

La entrada que os traigo va relacionada con la alimentación de la Navidad, voy a daros unas recomendaciones para que este Navidad no os pase factura y podáis disfrutar de esos días de la mejor manera posible;

1. Realizar cinco comidas al día. Tambien en Navidad. Desayuno, almuerzo a media mañana, comida, merienda y cena. Hay que evitar dejar pasar mucho tiempo entre comidas, lo que disminuye la ansiedad por la comida y previene el ‘picoteo’ entre horas.

2. Cocinar saludablemente. Con el fin de compensar las frituras y salsas tradicionales, para el resto de comidas de estos días, mejor cocinar al vapor, al horno o a la plancha. Si es posible, se deben disminuir los platos con grasas saturadas (presentes en carnes, embutidos y pastelería) y optar por el aceite de oliva y pescados azules.

3. No picar al cocinar. Conviene tener a mano fruta de temporada mirntras se cocina, que hidratará y saciará el hambre que suele aparecer mientras cocinamos . También se pueden tomar frutos secos como las almendras, muy típicas en esta época y ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes, además de saciano es.

4. Recordar comer frutas, verduras y hortalizas. Al menos, los días en los que no haya celebraciones con amigos, familiares o compañeros de trabajo, se deben equilibrar los excesos con frutas y verduras, así como alimentos ricos en hidratos de carbono. Su fibra regula el tránsito intestinal y controla los niveles de colesterol.

5. Disminuir la sal. Esta provoca retención de líquidos, además de aumentar el riesgo de hipertensión. Para no restar sabor a las comidas, se puede sustituir por apio, especias o hierbas aromáticas. También se deben evitar los alimentos precocinados y en conserva o enlatados, por su alto contenido en sal.

6. ¡Alerta con los dulces! Los turrones, mazapanes, polvorones y bombones son tan tentadores como calóricos, y además, son una de las comidas que más a la vista están estos días. Por eso, conviene disfrutarlos sin excesos. Para conseguirlo, compartirlos con los compañeros de mesa es una buena fórmula. También se deben intentar no repetir postre para evitar el exceso de azúcar.

7. Cuidado con el alcohol. Los vinos, el champán, las copas y los licores riegan los eventos navideños, pero abusar del alcohol puede provocar a corto plazo la temida resaca, además de que supone una ingesta de calorías vacías e inútiles. Si se intercala entre las tomas algo de agua con gas o limón, se evitarán los dolores de cabeza del día posterior. Otro truco es reservar el champán y el cava para el momento del brindis.

8. Ocho vasos de agua al día. Se trata de un hábito muy beneficioso que se debe mantener en Navidad, pues el agua facilita tránsito intestinal e hidrata del organismo. También se pueden ingerir infusiones, sopas y zumos naturales, pero evitar, en la medida de lo posible, los refrescos.

9. Vigilar la báscula. No hay que obsesionarse ni pensar todos los días, pero sí controlar el peso de manera periódica. Un aumento demasiado repentino debe servir de señal de alarma.

Os deseo una Feliz Navidad y un próspero año nuevo 2016.

Texto por Manuela Beneito

 

Be the first to comment on "La buena alimentación en Navidad"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*