-->

Como elaborar un botiquín útil

primeros-auxilios

Como elaborar un botiquín útil, aunque el verano se está acabando, no está de mas saber como se puede elaborar unn buen botiquín para aquellos que aún no han salido de vacaciones para ello hemos hablado con fuentes directas de Ciudad Sanitaria, desde la farmacia, el farmacéutico Antonio J. Segura, nos da unos consejos. Hay quien tiene claro lo que se llevaría en un botiquín y la mayoría acude a la farmacia a que le aconsejen qué llevarse. Desde la farmacia de Ciudad Sanitaria nos cuentan que, “el farmacéutico desempeña un papel clave en la elaboración de este botiquín de verano, en el que los medicamentos y los productos de autocuidado son la parte imprescindible”.
También nos hablan de aquello que no puede faltar, “si algo no puede faltar nunca en un botiquín de viaje el todo el material de cura para las pequeñas heridas (cortes, arañazos, raspaduras, hematomas) como vendas, tiritas, algodón, tijeras y gasas esterilizadas, y antisépticos para la limpieza y desinfección -alcohol, agua oxigenada, mercromina, clorhexidina, o povidona yodada- así como medicamentos para el tratamiento de hematomas. Para las rozaduras en los pies pueden usarse apósitos hidrocoloides que favorecen la curación de heridas manteniendo la humedad necesaria”.
Entre los trastornos leves mas habituales en verano están, sin duda, las molestias digestivas provocadas por cambios de hábitos alimenticios o el exceso de determinadas bebidas incluidas las alcohólicas, las altas temperaturas e incluso posibles problemas de conservación de los alimentos. Entre las molestias digestivas encontramos como mas habituales el ardor, la acidez y las digestiones pesadas.
Segura nos da consejos de como tratar digestiones pesadas y la acidez existen en el mercado, “Antiácidos, como el almagato, algedrato y sales de calcio y magnesio. Yo personalmente desaconsejo el uso de bicarbonato sódico por el efecto rebote tan brutal que produce, entre otras cosas desaconsejables. Los anteriores sin embargo actúan rápido neutralizando el exceso de ácido en el estómago en una reacción química muy habitual entre ácidos y bases que, sin embargo, tiene una acción mas limitada”. Y añaden “Antagonistas H2 de la histamina como la ranitidina o la famotidina. Tardan mas tiempo en actuar pero tienen un efecto sostenido durante algunas horas”.
IBP o inhibidores de la bomba de protones como el omeprazol, pantoprazol, esomeprazol… Pueden requerir varios días para la mejora de los síntomas pero cuenta con un efecto prolongado. Medicamentos o productos sanitarios que crean rápidamente una capa sobre el contenido del estómago evitando el reflujo ácido.
Desde Ciudad Sanitaria “para el tratamiento de la diarrea, en la farmacia disponemos de antidiarreicos como la loperamida, carbón activado o restauradores de la biota intestinal, que incluyen microorganismos liofilizados. Su uso se puede complementar con sueros de rehidratación oral que reparan las sales minerales y líquidos perdidos”.
El cambio de hábitos de alimentación durante el verano también puede favorecer la aparición de estreñimiento. Para tratarlo, el botiquín de viaje puede contener laxantes de diverso mecanismo de acción. Los hay incrementan la masa fecal, emolientes, osmóticos y estimulantes.
También son frecuentes en la época estival las insolaciones leves provocadas por la exposición al sol y que pueden provocar dolor de cabeza acompañado incluso de fiebre. Para aliviar estos síntomas de insolación existen en la farmacia analgésicos, antipiréticos, como el paracetamol, AAS, ibuprofeno, diclofenaco o naproxeno. Todos estos medicamentos además son útiles para tratar otros dolores como los menstruales o musculares, asi como pequeños golpes o contusiones.
Los expertos en salud señalan que “los medicamentos antieméticos contra el mareo cinético son, en muchos casos, los primeros productos del botiquín de viaje en ser utilizados. Los hay en grageas, comprimidos, chicles o solución. Los principios activos mas comunes son la meclozina y el dimenhidrinato, que son antihistaminicos H1 con acción antiemética y antivertiginosa”.
Otro tema a tener en cuenta son las reacciones alérgicas producidas por picaduras de insectos o el contacto con plantas o medusas pueden tratarse con antihistamínicos de uso tópico en forma de gel o crema. Estos medicamentos tienen en su composición principios activos como dimetindeno, difenhidramina, prometazina, o solución de amoniaco, y alivian de forma rápida el picor y la irritación de la piel. Las picaduras de insectos se pueden prevenir usando lociones, pulseras repelentes de citronela y aparatos antimosquitos.
Por último, como no, un protector solar adecuado es fundamental en cualquier botiquín de verano. Os remito a anteriores artículos en los que se tratan ampliamente.
Esto segun el farmacéutico Antonio J. Segura es lo básico para un botiquín apañado. Y digo lo básico porque tendríais que ver el mio cuando viajo, sea verano o invierno. En fin ciudadanos, hasta la siguiente entrega.

Be the first to comment on "Como elaborar un botiquín útil"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*